Proy7928

LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DEL NEUQUÉN
SANCIONA CON FUERZA DE
LEY:

Artículo 1° Modifícase el artículo 15 de la Ley 1131, el cual quedará redactado de la siguiente forma:

“Artículo 15 El retiro será obligatorio para el personal policial que cumpla las siguientes edades físicas:

a) Personal Superior Cuerpo Seguridad Profesional Técnico

Oficiales superiores 58 años 58 años 58 años
Oficiales jefes 54 años 55 años 54 años
Oficiales subalternos 48 años 50 años 48 años

b) Personal Subalterno Cuerpo Seguridad Técnico Servicios Auxiliares

Suboficiales superiores 54 años 54 años 58 años
Suboficiales subalternos 50 años 50 años 54 años
Tropa policial 45 años 45 años 48 años.”.

Artículo 2° Modifícase el artículo 80 de la Ley 715, el cual quedará redactado de la siguiente forma:

“Artículo 80 Para satisfacer las necesidades orgánicas de la institución, anualmente se producirán ascensos del personal superior y subalterno, que hubiera alcanzado a reunir los requisitos exigidos por esta Ley y el Reglamento del Régimen de Promociones Policiales (RRPP).
A tales efectos, deberá tenerse en cuenta que en todos los escalafones del personal superior y subalterno se deberán producir ascensos masculinos y femeninos, de manera de asegurar una diversidad de género mínima del treinta por ciento (30%) en la totalidad de los ascensos que se produzcan anualmente.”.

Artículo 3° Modifícase el artículo 81 de la Ley 715, el cual quedará redactado de la siguiente forma:

“Artículo 81 Los ascensos del personal superior se producirán por decreto del Poder Ejecutivo de la Provincia, a propuesta del jefe de Policía. El personal subalterno será promovido por disposición del jefe de Policía. En estas categorías de personal, la promoción será grado a grado y con el asesoramiento de las Juntas de Calificaciones respectivas, respetando las proporciones de género mínimas establecidas en el último párrafo del artículo 80.”.

Artículo 4° Modifícase el artículo 92 de la Ley 715, el cual quedará redactado de la siguiente forma:

“Artículo 92 Si el número de aptos para alcanzar grados de oficial superior no fuera suficiente para cubrir las vacantes presupuestadas, deberán cubrirse los cargos sobrantes con el personal que por grado y antigüedad le corresponda, designándoselo con ‘carácter interino’ y procurando respetar las proporciones de género mínimas establecidas en el último párrafo del artículo 80.”.
Artículo 5° Comuníquese al Poder Ejecutivo.
FUNDAMENTOS

El presente proyecto de Ley tiene por objeto garantizar la igualdad de género en los ascensos policiales.
La institución policial ha sido históricamente un lugar con fuerte composición masculina, no obstante que hoy esta hegemonía se ha visto mermada, siendo que son cada vez más las mujeres que aspiran a incorporarse a las filas de la Policía de la Provincia del Neuquén, de tal manera que, actualmente, se encuentra suspendida la inscripción femenina para el reclutamiento, conforme a la gran cantidad que se han inscripto en los últimos tiempos, tal como se puede verificarse en la página oficial de la fuerza.
Asimismo, no podemos dejar de reconocer que la mujeres policías han demostrado acabadamente estar en pie de igualdad con los hombres, realizando sus tareas con la misma eficacia y efectividad, razón por la cual, entendemos que es menester que deba equipararse en la práctica el régimen de ascensos.
Cabe destacar, que si bien es cierto que la Ley 715 y el Reglamento del Régimen de Promociones Policiales (RRPP) no establece ninguna distinción entre los escalafones masculinos y femeninos, esto no se ve reflejado en los hechos.
Tal situación encuentra su explicación en dos cuestiones:

1) La primera de ellas, que la Ley 1131 (TO Resolución 668) establece en su artículo 15 una disparidad respecto a la edad para el retiro obligatorio en el caso de las mujeres, exigiendo que ella se produzca, en todos los casos, dos (2) años antes que en el caso de los hombres.
Esta divergencia, que posiblemente haya sido fundada en el hecho que en el régimen de jubilaciones para el personal civil la edad requerida para acceder al beneficio es menor que en el caso de los hombres, lleva aparejada que las chances de las mujeres sean menores para alcanzar las jerarquías superiores.
En este punto, debe diferenciarse la situación de retiro voluntario con la de retiro obligatorio que plantea el artículo que este proyecto propone modificar, puesto que en el primero de los casos, se establece que al retiro voluntario se puede acceder por haber alcanzado una situación que le permite al agente alcanzar el beneficio, lo cual no es modificado por el presente proyecto; mientras que en el segundo de los casos, cuando nos referimos al retiro obligatorio, la situación se produce prescindiendo de la voluntad del agente, e incluso, sin que tenga los años de servicio requeridos para acceder al beneficio del pago por retiro, por la simple circunstancia de haber superado la edad establecida para la jerarquía respectiva.
De esta manera, tenemos que ver, que tanto hombres como mujeres, tienen la posibilidad de entrar a la fuerza a la misma edad, sin embargo, en el caso del hombre, se admite que un comisario tenga hasta la edad de 54 años, mientras que en el caso de la mujer, hasta 52, lo cual implica que ellas serán pasadas a retiro obligatorio antes que ellos, por lo cual, para aspirar a lograr mayores jerarquías, deberían ascender más rápido lo que obviamente no sucede, justamente porque el régimen de promociones policiales no establece ninguna diferencia.
2) En segundo lugar, en tanto la Ley 715 (TO Resolución 661) como el Reglamento del Régimen de Promociones Policiales, establecen un marco discrecional para los ascensos en la jerarquía, que se producen, en el caso, del personal superior, por decreto del Poder Ejecutivo a propuesta del jefe de Policía, y en el caso del personal subalterno por disposición del jefe de Policía, por lo cual el respeto de la diversidad de género se encuentra supeditado, en ambos casos, a la voluntad de este último.

Por estas razones, el presente proyecto propone, en primer lugar, quitar la excepción que establece el artículo 15 de la Ley 1131 respecto a la edad de retiro obligatorio de las mujeres, equiparándolas a los hombres; y en segundo lugar, garantizar un mínimo en la diversidad de género en los ascensos en los grados.
Vale destacar, que este proyecto no establece un cupo femenino, como lo hacen otras leyes, sino que, con un criterio de igualdad, lo que se establece es un porcentaje mínimo de diversidad de género, asegurando que en los ascensos anuales deberá haber, mínimamente, una diversidad en la nómina de ascensos para cada grado de un 30%, con lo que ello garantizará que no podrán ser todos masculinos, ni todos femeninos.
Es por todas estas razones, que solicito el acompañamiento de nuestros pares para aprobar el presente proyecto de Ley.

Fdo.) BAUM, Daniel -Bloque Unión Popular (UNPO)-.