Proy8079

LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DEL NEUQUÉN
SANCIONA CON FUERZA DE
LEY:

Artículo 1° Nómbrase a la Virgen María Auxiliadora, Patrona de la Provincia del Neuquén.

Artículo 2° El Gobierno de la Provincia acompañará protocolarmente a la comunidad cristiana en la conmemoración anual del 24 de mayo, Día de la Virgen María Auxiliadora.

Artículo 3° Comuníquese al Poder Ejecutivo.

FUNDAMENTOS

El objetivo central del Proyecto que estamos presentando está íntimamente relacionado con el valor que desde la fe religiosa le adjudicamos, una parte importante de la población de nuestra Provincia, a la madre de Jesucristo. Lo hacemos con profundo respeto a quienes no creen o a quienes creen en otros valores religiosos, convencidos que invocando la protección de quien, para nosotros es nuestra madre espiritual, no puede ofender ni molestar a nadie. Por el contrario, lo que se está proponiendo en definitiva es que se nos permita pedir la protección de nuestra madre espiritual para todos los neuquinos, seguros de la respuesta que toda madre siempre está dispuesta a dar.
La madre terrenal, como dijo el escritor mejicano, Severo Catalina del Amo, es nuestra providencia en los primeros años de vida, nuestro apoyo más firme en los años siguientes de la niñez, nuestra amiga más tierna y leal en los años de la juventud. Es en definitiva, nuestro refugio más seguro ante cualquier dificultad a lo largo de toda la vida. Quienes creemos en María Auxiliadora cuando invocamos su protección, lo hacemos con la certeza de recibir su amparo.
También existen razones históricas de contenido religioso ligadas a nuestra historia como Provincia, que seguramente han ejercido una profunda influencia en la modelación de la idiosincrasia de las sucesivas generaciones nacidas en el territorio provincial.
Sin dudas la llegada de los salesianos a la Argentina en 1875, con una directiva expresa de Don Bosco, de misionar en la Patagonia, fue uno de los mandatos más difíciles de cumplir, lleno de sacrificios y contratiempos. Tal vez lo más contradictorio y complicado de entender fue tener que ir algunas veces en compañía de soldados que mataban a quienes se quería evangelizar. Decía Don Bosco al respecto: ¡Quiero -exclamó- que los misioneros vayan solos, sin ser escoltados por las armas! Si no es así será infructuosa su predicación. Sería mejor no ir que hacerlo de esa manera!. No obstante ello, los salesianos en la Patagonia desplegaron una labor extraordinaria, sembrando escuelas y colegios por donde pasaron miles de niños y jóvenes que se formaron y educaron bajo la inspiración de la educación impartida por los salesianos.
Esta gigantesca obra no hubiera sido posible, al decir de los propios misioneros, si no se hubiera contado con la protección de María Auxiliadora, a quien encomendaron permanentemente su accionar y en quien depositaron su fe y su esperanza. En nuestra Provincia, el accionar de las Hijas de María Auxiliadora junto a la de los Salesianos de San Juan Bosco, en materia educativa esencialmente, y fieles al espíritu de sus fundadores siguen proponiendo como ejemplo, amparo y estímulo en la evangelización de los pueblos, el auxilio que viene de María Auxiliadora desde fines del siglo XIX.
En nuestro país, mayo es el mes de María y el 24 de ese mes el día consagrado a su recordación en el santoral y liturgia católica. La Virgen María Auxiliadora es la Patrona de la Policía de la Provincia y la Iglesia Catedral de Neuquén también lleva su nombre.
Al proponer a María Auxiliadora como Patrona de Neuquén, no hago más que responder a la solicitud de distintos hermanos de la Iglesia Católica neuquina, quienes cotidianamente piden a la Virgen por el pueblo y autoridades del Neuquén.

Fdo.) BAUM, Daniel -Bloque Unión Popular (UNPO)-.