Por el cual se modifican varios artículos y se deroga el artículo N° 2 de la Ley 2672, del Régimen Transitorio para la Atracción de Inversiones

LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DEL NEUQUÉN
SANCIONA CON FUERZA DE
LEY:

Artículo 1° Modificase el artículo 1° de la Ley 2672, el que quedará redactado de la siguiente manera:

“Artículo 1º Créase un “Régimen Transitorio para la Atracción a las Inversiones”, el que tiene por objeto:

a) Propiciar la instalación de nuevas inversiones en la Provincia y la ampliación de las ya existentes, que profundicen el cambio en la matriz productiva provincial en marcha, tornando sustentable el desarrollo económico y social de la Provincia.
b) Crear las condiciones para la radicación de inversiones en infraestructura y especialmente las complementarias de las ya existentes, como así también las operativas y de funcionamiento, orientadas al desarrollo económico provincial.
c) Promover y estimular la acción de la actividad privada en el desarrollo de la infraestructura productiva.
d) Iniciar o incrementar las inversiones productivas en las zonas de escasa población y con menor desarrollo relativo.
e) Fomentar el aprovechamiento racional de los recursos e insumos de la Provincia.
f) Incentivar la utilización de mejoras tecnológicas y el desarrollo local de las mismas.
g) Apoyar la expansión y el fortalecimiento de la micro, pequeña y mediana industria.
h) Fomentar la diversificación de exportaciones de bienes y servicios de mayor valor agregado local.
i) Incrementar los niveles de empleo y promover el desarrollo de empresas locales.”.

Artículo 2° Modificase el artículo 3º de la Ley 2672, el que quedará redactado de la siguiente forma:

“Artículo 3º Quienes se adhieran al Régimen Transitorio para la Atracción a las Inversiones en las condiciones establecidas en el artículo anterior podrán acogerse a los beneficios de la presente Ley, siempre que cumplan los siguientes requisitos:

a) Constituyan fideicomisos destinados a la explotación productiva de los sectores declarados como prioritarios por la presente Ley, que deberá estar constituido al momento del otorgamiento de los beneficios cuando así lo establezca la autoridad de aplicación.
b) Financien o se asocien a fideicomisos públicos o mixtos, creados por el Gobierno provincial y/o gobiernos municipales, con destino a obra pública.
c) Las tenencias deberán ser depositadas o transferidas en cuentas abiertas en el Banco Provincia del Neuquén S.A. (BPN S.A.), de la misma forma que las transacciones derivadas de dichos fideicomisos.
d) Que se trate de bienes localizados en la Provincia del Neuquén y se afecten a un proyecto de inversión que resulte aprobado en los términos de la presente Ley.”.

Artículo 3° Modificase el artículo 11 de la Ley 2672, el que quedará redactado de la siguiente manera:

“Artículo 11 A los fines dispuestos en el inciso e), el Poder Ejecutivo deberá incluir anualmente en el proyecto de Ley de Presupuesto una partida no inferior a pesos diez millones ($ 10.000.000).”.
Artículo 4° Modificase el artículo 16 de la Ley 2672, el que quedará redactado de la siguiente manera:

“Artículo 16 Los proyectos de inversión, con carácter previo a la adjudicación, deberán someterse a un registro de oposición para terceros interesados que a tales efectos habilite la autoridad de aplicación, quien fijará los requisitos y condiciones para su presentación. El plazo de duración de la presente Ley para la presentación y aprobación de los proyectos es hasta el 31 de diciembre de 2012, pudiendo ser prorrogada por un (1) año más.”.

Artículo 5° Derógase el artículo 2° de la Ley 2672.

Artículo 6° Comuníquese al Poder Ejecutivo.

FUNDAMENTOS

Con la aprobación de la Ley 2672 el 15 de octubre de 2009, se habilitó un instrumento importante para ayudar a revertir la situación de crisis que se transitaba en aquel momento. Recordemos que la crisis internacional asomaba cada vez con más evidencia mostrando su impacto en la economía real, donde lo que cuenta es la producción y los puestos de trabajo, apareciendo en todas las geografías el gran fantasma: el desempleo.
Las cifras que se exhibían en esos días eran tremendamente preocupantes: la inversión bruta fija caía en enero de 2009 por debajo del 20% del PBI, por primera vez desde 2005. En enero de 2009 la actividad de la construcción mostraba claros signos de estancamiento al exhibir una reducción del 2,9% en términos interanuales, según el Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC) que elabora el INDEC. Las expectativas de crecimiento de la economía habían empeorado drásticamente. El consenso entre los analistas era que nuestro país tendría un crecimiento nulo o negativo.
Pero el dato más preocupante provenía de la CEPAL, quien estimó que ese año hasta 1,8 millones de personas engrosarían las filas de los desempleados en Latinoamérica, considerando sólo las zonas urbanas. Según la entidad regional, esa crisis global empezó a superarse en 2010, pero los países demorarán varios años en alcanzar el dinamismo anterior a este ciclo recesivo; por ello, los efectos sociales también serán duraderos.
Hoy la realidad nos muestra que existen nuevas crisis económicas, que si bien por ahora son menores a la de ese momento, nadie puede asegurar cuáles serán los alcances de las mismas. Grecia, Italia, España, Portugal, por nombrar algunos de los países más complicados en estos momentos, atraviesan momentos de mucha recesión y por ende un creciente desempleo.
Con sólo ese dato debería alcanzar para prepararnos para combatir los efectos en esta parte del mundo, y por ello debemos reactivar esta herramienta al servicio de la inversión y la reactivación para el sostenimiento de la mano de obra.
Por eso, mantener e incrementar los niveles de empleo en nuestra Provincia debe ser hoy la primera prioridad ya que el escenario de la economía internacional no luce muy estable, lo que nos obliga a actuar rápido. Por eso este proyecto de Ley tiene como objetivo principal prorrogar los beneficios de la inversión privada en la Provincia del Neuquén, con el propósito de lograr un incremento de las tasas de empleo y continuar con el cambio en la matriz productiva, a través del Régimen Transitorio para la Atracción a las Inversiones.
Por otra parte, se agiliza aún más el trámite administrativo para la obtención de los beneficios previstos en el actual régimen, lo cual permite que el mayor número de empresas accedan a estos beneficios, incluyendo a numerosas PyME, las cuales conforman el 98,5% de las empresas radicadas en nuestra Provincia.
Por eso proponemos prorrogar el Régimen Transitorio para este contexto de turbulencia económica mundial, donde los beneficios de la Ley tengan una escala dependiente de las características propias del proyecto (mano de obra a tomar, inserción comercial externa, etc) y del lugar donde se establezca el mismo (departamento donde se instale, y si es uno de los sectores priorizados por nuestra Provincia para lograr el cambio de la matriz productiva), y donde las empresas beneficiarias deban acreditar la generación de puestos de trabajo genuinos, de conformidad a la ley laboral vigente en cada rama de la actividad.
Cabe recordar que este Régimen Transitorio para la Atracción a las Inversiones. no se trata de un instrumento aislado sino que se enmarca en un espectro más amplio de mecanismos promocionales y políticas activas que el Gobierno provincial viene diseñando e instrumentando desde el comienzo de la gestión, donde el Plan Productivo Provincial y el Plan de Turismo Provincial nos brindan nuestros ejes de planificación para el desarrollo económico.
También es oportuno recalcar que estas medidas no generan un costo fiscal en sentido estricto, ya que estamos proponiendo beneficios a inversiones que hoy no existen y por lo tanto no tributan. Y un dato no menor es que si bien las inversiones no son inmediatas, sí lo es el hecho imponible que se genera por una mayor actividad económica futura.
Por otra parte, los beneficios que no volquemos hoy a la actividad privada en forma directa lo deberemos hacer en el cortísimo plazo en mayores desembolsos en el área social para atender a todas las familias que se queden sin empleo por la caída de la actividad económica.
Finalmente, si analizamos el proceso inversor de nuestro país en los últimos años, observamos que la inversión ha respondido positivamente hasta alcanzar niveles récord. Al principio esto ha ocurrido con el aporte de la construcción y con el transcurso del tiempo el proceso inversor se vio signado por la incorporación de equipos durables de producción que se difundió de manera importante al conjunto de sectores económicos.
Además, el crecimiento de la inversión se viene dando en un marco de simultánea creación de empleo, característica importante y saliente. Por primera vez en décadas la formación de capital y la contratación de mano de obra van de la mano; dinámica que si bien puede pensarse como obvia en una economía normal, no lo es en la Argentina.
Para que el proceso inversor sea sostenido en el tiempo, se necesita el aporte de todos los agentes económicos y de todos los sectores: el sector privado, el sector público, las PyME y las grandes empresas; es decir, aquellas de origen nacional y las que no siéndolo están radicadas en nuestro país y actúan en el marco de la legislación vigente, de allí la necesidad de poder continuar contando con una herramienta tan valiosa como la Ley 2672.

Fdo.) SANDOVAL, Ariel Alejandro – CASTAÑÓN, Graciela Noemí – DE OTAÑO, Silvia Noemí DELLA GASPERA, Jorge – FIGUEROA, Rolando Ceferino – GONZÁLEZ Carlos Horacio LORENZO, Carlos Omar – MATTIO, Darío Edgardo – MUÑIZ SAAVEDRA, Graciela María – OBREGÓN, Andrea Elizabeth – PACHECO, Carlos Argentino – RUSSO, José -Bloque MPN- RACHID, Horacio Alejandro -Bloque Opción Federal- SÁNCHEZ, Carlos Enrique – BAUM, Daniel -Bloque Unión Popular-.